7.6.18

Curiosas obsesiones

¿Acaso no han existido desde el comienzo de los tiempos hasta nuestros días, hombres sabios, como el propio Salomón, aficionados a dejarse llevar por curiosas obsesiones?
Y si un hombre va abriéndose camino pacíficamente montado en su obsesión y no nos obliga ni a usted ni a mí a subirnos con él (¿qué nos importa a ninguno de los dos?), a creer en él, ¿acaso no es ésa la fuerza de la verdadera creación?